Por la defensa, el estudio y el mejoramiento de los derechos del trabajador. Asesoría Sindical y laboral

Asesoría Laboral para trabajadores

Asesoría Laboral para trabajadores

Asesoría Laboral en Guatemala

1 oct. 2009

Empresa minera extranjera reprime en El Estor, Izabal, Guatemala.

Guatemala, 27 de Septiembre del 2009 
Al pueblo le cargan pagar la codicia desmedida de estos explotadores 
Las 20 familias que habitan el Caserío Las Nubes, ubicado en el Municipio de El Estor, Departamento de Izabal, ocupan esas tierras desde hace más de diez años. Allí viven, trabajan y producen los alimentos para el sostenimiento de sus familias. Desde hace una década iniciaron negociaciones con el Fondo de Tierras, a efectos de legalizar debidamente sus propiedades. Sus gestiones han sido infructuosas. 
Hoy, en horas de la mañana, la Gobernadora Departamental, Luz Maribel Ramos, sin previo aviso se presentó en la Comunidad, en compañía de un par de efectivos de la PNC y de cerca de 20 agentes de la empresa privada de seguridad que está bajo contrato de la Compañía Guatemalteca de Níquel, CGN. Dijo estar allí en representación del Gobierno y conminó a los vecinos a proceder al inmediato desalojo de sus tierras, por cuanto, en sus palabras: “Ustedes no pagan impuestos. La CGN sí”. La Gobernadora no portaba orden de desalojo alguna ni notificación emitida por juez competente. Su conminación al desalojo carecía, por ende, de cualquier respaldo legal. 
La Comunidad le argumentó  que ya se habían dado negociaciones anteriores, pero que la empresa no había cumplido ni uno solo de los puntos que se habían acordado. En ese debate estaban, cuando recibieron el apoyo solidario de pobladores de la vecina Comunidad de La Unión. La Gobernadora se retiró  con su séquito. 
Los vecinos de Las Nubes y de La Unión emprendieron entonces una caminata hacia El Estor, para denunciar las amenazas de desalojo ante las autoridades municipales, ante la PDH y requerir, además, el apoyo del pueblo. Pero no llegaron a su destino. 
A la altura de El Chupón, fueron emboscados a tiros por fuerzas de la empresa privada de seguridad, que estaban al mando de Mynor Bonilla y de un tal Ingeniero Otto. Como saldo de esta salvaje agresión a mansalva, se registra el asesinato del compañero Adolfo Ich, maestro de primaria. Todavía en horas de la noche el Ministerio Público no se había hecho presente para levantar el cuerpo. 
Además, fueron trasladados hasta el Hospital de Puerto Barrios, heridos de bala con diferentes niveles de gravedad, los compañeros Samuel Coc, de 32 años, Ricardo Tec, de 28 años, Alfredo Xi, Aroldo Cucul, de 30 años, Alejandro Acté, Luciano Choc, Hector Choc de 23 años y Guzman Chub, de 20 años. 
Estos hechos son simplemente inadmisibles y no pueden ni deben quedar cubiertos bajo el manto oscuro de la impunidad. Significan, como ocurre hoy en Honduras, un alarmante retorno al pasado. A un pasado que no debe volver. Pero las derechas están envalentonadas. Sienten que, después de Honduras, pueden hacer lo que se les de la regalada gana. 
Que fuerzas de una empresa privada de seguridad al servicio de una empresa extranjera, con alevosía embosquen a pobladores, rompan fuego en su contra, den muerte y causen heridos entre ciudadanos desarmados se constituye en un delito grave, sumamente grave, que no debe convertirse en precedente para que se repita de nuevo en cualquier otro rincón del país. 
A Izabal la han convertido en tierra sometida al imperio de la violencia. Allí, en Puntarenas, asesinaron al compañero Mario Caal, en defensa de empresas turísticas que quieren explotar Río Dulce a su antojo. Allí un narcotraficante abrió fuego contra vecinos de Nuevo Amanecer. Allí asesinan hoy al compañero Adolfo Ich en defensa de los intereses de la CGN.  
Ante estos hechos, desde el FNL llamamos a las organizaciones de El Estor y de Izabal a cerrar filas, a articularse, a formar un solo frente que se convierta en la voz y en el brazo de los sectores populares. Los sindicatos, las organizaciones campesinas e indígenas, los pescadores, las comunidades, los jóvenes, todos y todas deben actuar de forma coherente, concatenada, para enfrentar las múltiples agresiones de las cuales son blanco. 
Allí en El Estor, como en otros Municipios de Guatemala, resulta urgente darle vida a la conocida consigna que reza: ¡El Pueblo, unido, jamás será  vencido! 
Compañero Adolfo Ich, ¡Presente! 
¡LA LUCHA SIGUE!
 

Para mejor proveer, adjuntamos el comunicado que, sobre estos dolorosos hechos, emitieron anoche las comunidades desde El Estor: 
Un urgente llamado a la cordura 
Hoy, desde aproximadamente las 3 p.m., la seguridad de la empresa CGN, los Wholer dueños de  una venta de repuestos que le llaman el Campeón, y que ha trabajado para la empresa minera. arremetieron, con lujo de violencia, contra las comunidades de El Estor, Izabal, El Chupon, La Union , Las Nubes etc,  dejaron Como saldo, se registra por lo pronto la muerte de un compañero Maestro campesino, Adolfo Ich; la desaparición de 4 compañeros quien permanece detenido), y según información que se los llevaron en unas cajas cuando salieron del lugar la seguridad, ademas según el listado que nos proporciono la Cruz Roja los que totalmente herridos y fueron trasladados en el Hospital de Puerto Barrios: Samuel Coc de 32 años, Ricardo Tec 28 años, Alfredo Xi, Aroldo Cucul 30 años, Alejandro Acte, Luciano Choc, Hector Choc de 23 años, Gusman Chub 20 años lo que inevitablemente hace recordar los dolorosos años de la política de tierra arrasada. 
No es aceptable, bajo ninguna circunstancia, que el Estado retome esas prácticas, que deberían quedar en el pasado y respecto a las cuales todavía falta que se imponga la justicia. Pero estamos a inicios del Siglo XXI, y nada justifica que, desde el Gobierno y conjuntamente con las empresas nacionales e internacional, se acuda de nuevo a métodos represivos caracterizados por la brutalidad y el salvajismo. Durante su campaña electoral, el Presidente Álvaro Colom expresó infinitas veces que “la violencia se combate con inteligencia”. Sin embargo, con estos hechos dan muestras de que no les tiembla el pulso para llenarse sus manos de sangre con tal de imponer su voluntad como Gobierno. 
Para resolver un conflicto de naturaleza política, han convertido a Izabal en teatro de operaciones militares y seguridad privadas. Han querido hacer prevaler el imperio de la fuerza bruta por encima del de la razón y, con esas pautas, de manera absolutamente irresponsable crean condiciones para el incremento de la violencia. 
Ya se ha vertido sangre del pueblo en las tierras de las 3 comunidades en mencion  ¿Cuánta más es precisa para que se entienda que no es así como se resuelven las cosas?  Todo el conflicto surgido en Izabal ha sido mal manejado desde sus orígenes. Nunca se ha abierto un espacio real a un diálogo maduro y responsable, al punto de que el Gobierno no ha querido honrar los compromisos que ha asumido ante la comunidad. Nunca se ha buscado una verdadera solución negociada ni madura, sino que se ha pretendido resolver a la brava lo que, por esa vía, sólo agudizará contradicciones.   
Lo que sí ha habido, por parte de las autoridades de Gobierno e incluso la propio Gobernadora Departamental, Maribel Ramos Peña,  ha sido demagogia irresponsable, promesas no cumplidas y palabras lanzadas al viento. Por ejemplo prometió  hoy, en declaraciones ante las comunidades desalojada que “hablaría para crear una mesa de negociación, pero, antes de hacerlo, rompió  fuego contra los hombres, mujeres y niños del pueblo de El Estor. 
La violencia debe cesar. Esa debe ser la primera y principal de las metas. El gobierno es el primer responsable para poner un alto a esa escalada de violencia, porque es evidente que la empresa CGN sigue acaparando tierras de las comunidades campesinas, para ello, ciertamente requiere hacer uso de un nivel de inteligencia que, hasta el momento, ha brillado  ausencias de las autoridades. El pueblo no puede seguir poniendo los muertos en cada conflicto que se relacione con los problemas sustantivos que afectan al país. 
Desde aquí nosotros como personas que estuvimos en el esceno hacemos un urgente llamado a la comunidad internacional para que, con carácter de urgencia, pidan al actual Gobierno que cese en sus prácticas represivas y antipopulares, que la CGN; tome en cuenta a las comunidades que fueron ellos los invasores dentro del territorio del El Estor. 
Llamamos también a las organizaciones sindicales, campesinas, indígenas, estudiantiles, comunitarias, juveniles, de mujeres, de personas de la tercera edad, en síntesis, al movimiento popular organizado, a que se pronuncie ante estos hechos y, a una sola voz, condenemos el retorno de la represión por gente narcoganadero


 y matones dentro del área. 
Llamamos al Congreso de la República y a las diferentes bancadas que lo conforman a que interponga sus buenos oficios para ponerle fin a la pauta de violencia que se ha desencadenado. 
Instamos al Gobierno a que, de manera inmediata,  interviene no solamente que  retire a sus perros de la guerra de la CGN,  sino a que abra un verdadero diálogo. 
¡No al retorno de la represión! 
¡La lucha sigue!
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Contáctanos

Contáctanos

Derecho del Trabajo

Seguidores