Por la defensa, el estudio y el mejoramiento de los derechos del trabajador. Asesoría Sindical y laboral

Asesoría Laboral para trabajadores

Asesoría Laboral para trabajadores

Asesoría Laboral en Guatemala

10 oct. 2009

Entrevista al diputado Anibal Garcia, del Movimiento Nueva Republica

Por considerarla de importancia,contundente y afin a nuestra ideologia y a los intereses de los Trabajadores, a continuacion trasladamos cita textual de la entrevista realizada al Diputado Anibal Garcia, del Movimiento Nueva Republica:

EntrevistaMiércoles, 07 de Octubre de 2009


DE FRENTE: Aníbal García, diputado independiente
La mayor garantía que en este país tienen los delincuentes es el 98% de impunidad que existe contra la vida
Gabriel Herrera. lahora@lahora.com.gt


Aníbal García, diputado independiente, analiza parte de aquello que ha acarreado trastornos al proceso de elección de Magistrados para la Cortes Suprema de Justicia en Guatemala. Arroja luz permitiendo ver cómo fue que el sistema sufrió una carambola que le destapó las cadenas que atan al sistema y el corazón que lo mantiene vivo.


- ¿Cómo analiza el proceso de elección de Magistrados, sobre todo con lo ocurrido en el Congreso?


- Sólo está reflejando que, al final de cuentas, la tergiversación de todo el proceso de elección de Magistrados viene de las Comisiones de Postulación. En 1985 los Constituyentes idearon una forma de hacer esa elección, que definitivamente era una forma idónea, sin embargo, el tiempo nos ha demostrado que ese proceso se ha pervertido. Ambas instancias son corresponsables de lo que está pasando, creo que el Congreso de la República al final de cuentas sólo está haciendo el punto más importante o más visible de algo que está funcionando mal.

- Cuando estaban votando para elección de CSJ, usted condenó que otra vez se estaban tendiendo alfombras. ¿Cuál es el significado o a quién alcanza esa figuración?

- Me refería exactamente a una alusión que hizo el diputado Pablo Duarte, en virtud que él estaba planteando la existencia de cierto sector de la izquierda que le hace el juego a la derecha, que era una alfombra. Era preciso decirle que yo pertenezco a una izquierda que no le ha servido de alfombra ni a los intereses empresariales, ni a los politiqueros de este país, mucho menos al crimen organizado. Desgraciadamente todos los gobiernos han tenido sus alfombras de izquierda, esta ha sido una nota común en la era democrática, incluido el actual.

- En los tiempos actuales ¿Quiénes o qué grupos podrían tener mayor interés por estas elecciones?

- La mayor garantía que en este país tienen los delincuentes es el 98% de impunidad que existe contra la vida; 92% que existe en materia de delitos económicos, es decir evasión fiscal, y, otro tipo de delitos como asaltos, robos de carros y una serie de estructuras criminales que saben perfectamente que la impunidad es la mejor garantía que tienen para cometer sus fechorías. Definitivamente delincuentes comunes, crimen organizado y desgraciadamente tenemos que sumarle el tema fundamental, la corrupción. Muchos funcionarios públicos que han cometido ilegalidades y que han violado la Ley pueden ser presas de la justicia. Lo lamentable es que estamos ante una lucha desigual porque al final de cuentas hay demasiados intereses velando para que no haya justicia y pocos en el ejercicio del poder interesados que exista transparencia.

- ¿Qué alfombras quedarían deterioradas o se podrían romper si se anulan los nombres elegidos?

- No cabe duda que necesitamos jueces apegados a derecho, jueces transparentes, profesionales. Si se logra eso, las alfombras que podrían quedar débiles serían las del crimen organizado, las de delincuentes comunes que han convertido la práctica de acudir a los tribunales en un acto y un ritual que no les reditúa ninguna sanción. Por otro lado, la alfombra de los sectores políticos que desgraciadamente se han involucrado en hechos de corrupción y no descarto la alfombra del sector económico que comete delitos, no todos los empresarios, pero si una gran cantidad comete delitos económicos, incumplimiento de la ley laboral, ambiental.

- Todos tienen los ojos puestos sobre la CSJ ¿Y en la CA qué alfombras son invisibles o son más largas?

- Son las mismas. Sin embargo, en el caso de la Corte de Apelaciones hay que recordar que son las que hacen la revisión de lo que actúan los juzgados de Primera Instancia, de manera que son tan importantes o más importantes para la cadena de la aplicación de justicia, que los mismísimos integrantes de la Corte Suprema de Justicia, porque en las apelaciones van a tener que revisar las sentencias, anularlas, revocarlas, confirmarlas; los autos, van a tener que revisar las medidas sustitutivas, rebajar los montos de las cauciones económicas, otorgar libertad.
Es decir, estamos hablando de salas que son el corazón del sistema de justicia, porque la Corte Suprema lo que hace es velar porque la jurisprudencia se aplique y esa es una tarea importante, pero fundamentalmente son las salas las que tienen el timón de la justicia en el país.

- Durante el proceso de elección, surgió un "malentendido" con respecto a las ideologías. ¿Cree que estos conflictos surgidos en la elección de magistrados fue por ideología política?

- Creo que no. Estoy plenamente convencido que la clase política actual lo que menos tiene es ideología, incluso el partido de gobierno, que presume ser Social Demócrata. Talvez si hiciéramos una encuesta, tres diputados de ellos entenderían que es la Social Democracia. Aquí no hay diferencias ideológicas, lo que hay son diferencias de negocios, de intereses personales, de intereses gremiales, intereses corporativos que al final de cuentas se encuentran enfrentados.

- ¿Es un buen procedimiento este para elegir a magistrados, cada cinco años con postuladoras y decisión final en el Congreso?

- Creo que se ha agotado. La intención del Constituyente era despolitizar el proceso de elección de magistrados, pero no cabe duda que las estructuras de la Universidad de San Carlos de Guatemala, de los Colegios Profesionales y de las universidades privadas son débiles y han terminado politizándose.
El procedimiento debe ser revisado, debe abrirse un debate legal que incluya un análisis de la Constitución Política de la República y ver qué posibilidades existen para que la carrera judicial pueda llegar hasta las magistraturas de Salas, en virtud que ahora solo llega a jueces de Primera Instancia.

- Con incluir al Colegio de Abogados y decanos de Derecho al proceso de postulación, ¿se ha academizado a la CSJ, o se ha politizado a la Academia?

- Se ha politizado a la Academia. Pienso que si el Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de San Carlos fuera como en 1978, Mario López Larrave, indudablemente tuviéramos profesionales consecuentes con esa posición, con esas actitudes éticas y con esa transparencia; o un Santiago López Aguilar o un señor Monzón Paz. Cuando uno habla de ese tipo de hombres, esa calidad de seres humanos y de profesionales, uno piensa que harían lo mejor para poder tener a los mejores profesionales de ese calibre e integrar las Comisiones de Postulación. Hoy lo que vemos son politiqueros que se han adaptado a los designios de los poderes políticos y económicos de este país.

- ¿Hay intereses ideológicos en la nueva CSJ, con alguna tendencia, por ejemplo ideas que se han dicho públicamente que estarían a favor de no condenar delitos de guerra?

- Hay algunos Magistrados que evidentemente son cómodos para el sector empresarial del país. No tienen interés ideológico pero si una identificación con un sector poderoso económico. Tiene que ver con el conservadurismo, con los intereses que históricamente ha tenido el Ejército de Guatemala y los integrantes que normalmente han tenido una tendencia conservadora de derecha.

- ¿Cree que el Congreso debería tener siempre la última palabra para elegir magistrados? ¿Cómo queda la independencia de poderes?

- Debe ser una independencia judicial interna y una independencia judicial externa, en el sentido de que los jueces no sean presionados por las autoridades de la Corte para fallar de tal o cual forma, lo cual es independencia interna. Independencia externa en el sentido que no exista ni un poder fáctico que se meta en las resoluciones de los jueces o que direcciones las resoluciones de los jueces.
Al quedar la elección como puntillazo final en manos del Congreso se sigue tergiversando la independencia judicial y se sigue poniendo en riesgo. Por eso, acto seguido, después de terminar este proceso se debería hablar de la posibilidad de cambiar el sistema de elección de magistrados.

- ¿Qué podría ocurrir con diputados que tienen antejuicios pendientes, en teoría podrían ser resueltos por la nueva CSJ? ¿Podrían haber negociado su voto?

- Sí, evidentemente existe conflicto de intereses.

- Si se profundiza en el desvío de los 82,8 millones de quetzales del Congreso, y se determinara que hubo más diputados involucrados. ¿Cómo afectaría la independencia de la CSJ?

- Una vez ya magistrados, quienes vayan a resultar electos, asuman su papel con profesionalismo, con objetividad, con transparencia, con mucha seriedad, eso implicaría que no tendría que afectar que hubiese uno, dos, tres o cuatro, que sé yo, número de diputados o secretarios generales de partidos por ejemplo.
Entra la duda razonable porque por un lado tenemos una debilidad en la práctica profesional y la ética del profesional del Derecho y por otro lado tenemos un dedo acusador permanente que señala el deben un favor, es decir si yo vote por él, alguien podría entender que ese magistrado electo le debe un favor; y, "contrario sensu" si alguien no votó por él podría entenderse que ese magistrado le puede cobrar las cuentas. Así no puede funcionar un sistema de Justicia.

- En el Pleno del Congreso de la República ¿qué ideología es dominante?

- La derecha.

- Durante la elección de integración de nueva CSJ, ¿se marcó esa ideología?

- Sí, porque la izquierda significa ser ético, ser honesto, ser decente; pero cuando uno hace trampa o hace "chanchullo" para ver cómo se favorece o cómo se garantiza impunidad o cómo se garantiza privilegios, evidentemente está contradiciendo esos principios rectores.

- Más que ideologías, ¿cree que era necesario tener una CSJ más plural entre mujeres, hombres, indígenas?

- Esa es una gran debilidad, pero esa responsabilidad hay que endilgarse a las Comisiones de Postulación. Increíble que en un país donde existe un sistema de justicia alternativo, un sistema de justicia indígena, no tengamos la posibilidad de tener un magistrado de Corte Suprema de Justicia que sea indígena. Vino un candidato, Oscar Sequén, pueden revisar los votos y se van a dar cuenta que ni los propios indígenas, ni la mayoría de diputados indígenas lo apoyaron, prefirieron apoyar la planilla que sus partidos les impusieron. Solo hubo siete votos a favor entre ellos el mío.

- Si el Congreso hizo caso omiso del clamor popular, y eligió a seis candidatos señalados, ¿quiere decir que el Congreso ya no representa los intereses populares?

- Está en entredicho si el Congreso representa o no los intereses populares. Formalmente algunos diputados afirman que ellos ganaron las elecciones, tienen un derecho, un mandato popular para hacer lo que ellos quieran. Yo cuestiono eso, si bien es cierto formalmente ganaron las elecciones en las condiciones que el sistema político establece, el supuesto financiamiento dudoso de los partidos privados, financiamiento mayoritario de las campañas por parte del sector privado, ellos son los titulares en este momento del poder formal, no cabe duda que ese poder está cuestionado precisamente por actuar de espaldas de los intereses del pueblo.
Pero no es solo ahora, es la historia de Guatemala, de 1954 para acá que en condiciones normales, todos los gobiernos sean militares, sean empresariales, sean de la clase política tradicional, han actuado en contra de los intereses de la mayoría de la población.

- ¿Cómo hacer para que los diputados ya no voten en bloque, es decir, los caudillos de los partidos políticos sigan decidiendo a quién sì y a quién no?

- Que exista una responsabilidad personal del diputado.

- Un diputado justificaba su decisión para elegir a la CSJ, diciendo a quien no le guste, que forme su partido político. ¿Cree que todo el sistema ya está tomado para lograr estos oscuros fines?

- Mientras capital privado o de dudosa procedencia sea lo que mande en un proceso electoral, difícil que gente honesta pueda organizarse y pueda participar. La afirmación del colega diputado debe verse en función de que si alguien gana la elección tiene derecho a hacer lo que se le de la gana y que los partidos políticos al final de cuentas siguen siendo hegemónicos en la titularidad del poder político. El diputado tiene parcialmente la razón, porque solo a través de partidos políticos se llega al gobierno de Guatemala y en cualquier democracia diseñada de esta forma. Sin embargo, es una arrogancia y un insulto para la mente de los electores, porque al final de cuentas el diputado es un representante del pueblo, el poder solo lo deposita en la autoridad para que sea ejercido pero el poder sigue perteneciendo al pueblo, eso muchos diputados no lo tienen claro.

- Aparte de la cirugía mayor política que atraviesan los profesionales del Derecho con tendencia a ser funcionarios electos o por reelegirse ¿Qué deben hacer para recuperar la confianza de la población?

- Es hora de pedir cuentas a la Universidad de San Carlos de Guatemala, a las facultades de Derecho, al Consejo de la Enseñanza Superior del país porque no es posible que se sigan graduando abogados como que fueran "poporopos", no es posible que tengamos abogados a la carta, que se sigan negociando privados, que se sigan regalando tesis tan solo para llevar a inscribir a sus simpatizantes al Colegio de Abogados.
Autoridades de educación superior del país son responsables porque se han prestado a que, al final de cuentas, la academia sea lo último importante. Hay que pedir cuentas por la responsabilidad que eso implica. Hay universidades privadas en donde los privados se han eliminado y lo que hay que hacer son pequeños cursos y se convierten en abogados. Eso no puede seguir sucediendo, ahora cualquiera es docente en las universidades privadas y nacional. Han tergiversado totalmente la academia y en el caso de la Facultad de Derecho, han puesto en grave riesgo el Estado de Derecho en Guatemala, el sistema de justicia y han echado a perder parcialmente una profesión que se preciaba ser de las más hermosas y más dignas.
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Contáctanos

Contáctanos

Derecho del Trabajo

Seguidores