Por la defensa, el estudio y el mejoramiento de los derechos del trabajador. Asesoría Sindical y laboral

Asesoría Laboral para trabajadores

Asesoría Laboral para trabajadores

Asesoría Laboral en Guatemala

3 ene. 2018

Grupo Frito Lay y Alimentos René violan derechos de los trabajadores en Guatemala

La Navidad y las fiestas de fin de año del 2017 no fueron felicidad para todos.... el 4 de diciembre de 2017, las empresas Fábrica de Productos Alimenticios René y Compañía en Comandita por Acciones y Grupo Frito Lay, asesoradas por el Bufete de Abogados Consortium Legal en Guatemala pusieron en práctica una serie de acciones orientadas a destruir una organización sindical de trabajadores que laboraban para ambas empresas y de paso, realizar despidos masivos y eliminar de tajo las disposiciones contenidas en un Pacto Colectivo de Condiciones de Trabajo que se encuentra vigente.
Desde hace muchos años, dentro de ésta empresa fabricante del reconocido producto Tor Trix, los trabajadores han debido enfrentar una serie de estrategias anti sindicales, originalmente diseñadas por el Abogado Samuel Cabrera Padilla, autor del mal recordado "Documento SACAPA", un manual que fué diseñado originalmente para la empresa Wakenhut; ahora los trabajadores se ven enfrentados a otras estrategias anti sindicales diseñadas por la empresa Grupo Frito Lay, asesorada por el Bufete de Abogados Consortium Legal sede Guatemala. 

Pero para entender el complejo entramado que han debido afrontar durante décadas los trabajadores, es necesario remontarse en el tiempo hasta los años sesenta. 
Entre los años mil novecientos sesenta y uno y mil novecientos sesenta y dos, se conformó la empresa René Menéndez y Compañía Limitada, la cual elaboraba el conocido producto Tor Trix y otras botanas o boquitas que se popularizaron en el mercado nacional y centroamericano bajo la marca de Filler´s; 
Ésta empresa, posteriormente se convirtió en la Empresa Productos Alimenticios René, Sociedad Anónima, de capital netamente guatemalteco, la cual en el año de mil novecientos setenta y uno, fue adquirida por la empresa estadounidense Beatriz Food y luego vendida a una firma venezolana. En mil novecientos setenta y cinco, se trasladó a su actual edificio ubicado en la Calzada San Juan treinta y cuatro guión cero y uno de la zona siete de la ciudad de Guatemala, con el propósito de ampliar su capacidad en diversos campos. 
En el año mil novecientos ochenta y nueve, surge dentro de ésta empresa el Sindicato de Trabajadores de la Empresa Productos Alimenticios René Sociedad Anónima y Chitos Internacional y Compañía Limitada, que luego cambió su denominación a Sindicato de Trabajadores de Productos Alimenticios René, Sociedad Anónima y Compañía Sabritas de Centro América y demás Empresas Anexas, el cual se dedicaba a la defensa y promoción de los derechos de todos los trabajadores; para los años mil novecientos noventa, éste Sindicato se vio seriamente diezmado cuantitativamente, debido a que la nueva administración de la Empresa impulsó una campaña de destrucción del Sindicato, recurriendo para su propósito a la creación de más de veinte empresas satélite o “de cartón”, con las cuales re contrataba a trabajadores que previamente despedían de la empresa matriz, pero que luego eran re contratados con condiciones laborales inferiores; éstas empresas satélite “de cartón” funcionaban en la práctica, dentro de la instalaciones de la misma empresa matriz en la Calzada San Juan treinta y cuatro guión cero uno zona siete del municipio de Guatemala, del departamento de Guatemala y el personal trabajaba bajo las ordenes y la dependencia continuada de toda la estructura organizativa de la empresa matriz.
Ante el fenómeno mundial de la competencia y la globalización, en mil novecientos noventa y ocho, la fábrica de Productos Alimenticios René fue vendida a la mexicana Sabritas, filial del gigante multinacional estadounidense Frito Lay y fué entonces cuando su nombre cambió a Fabrica de Productos Alimenticios René y Compañía, Sociedad en Comandita por Acciones. La multinacional Frito Lay, Inc. es una filial estadounidense de Pepsi Co que fabrica, comercializa y vende diversos tipos de botanas o boquitas en el mercado local e internacional; en éste nuevo escenario, el Sindicato seguía luchando por no desaparecer, ante la estrategia patronal de mantener las empresas satélites “de cartón” para seguir desarticulándolo. Pero en el año dos mil nueve, se definió una nueva táctica patronal, dejando de lado la estrategia de las más de veinte empresas satélites “de cartón” y constituyendo en su lugar, dos nuevas empresas de nombre Frito Lay de Guatemala y Grupo Frito Lay, al amparo de las sociedades Frito Lay de Guatemala y Compañía Limitada y Grupo Frito Lay y Compañía limitada, respectivamente, pero todas reportando la misma dirección en la Calzada San Juan treinta y cuatro guión cero uno de la zona siete en la ciudad capital, departamento de Guatemala. Fue la entidad Grupo Frito Lay de Guatemala la que absorbió la totalidad de los trabajadores de las empresas satélites “de cartón” que recién desaparecían, concentrando con ello la gran mayoría de trabajadores que estaban a su servicio en toda la planta y aunque el Sindicato intentó mediante la negociación colectiva cubrir a todos los trabajadores, esto se imposibilitaba debido a que los trabajadores prestaban sus servicios a dos empresas distintas en teoría, pero que en la realidad comparten una misma unidad económica patronal.
Ante la persistencia de la discriminación y la diferenciación en las condiciones laborales, los trabajadores de la nueva entidad Grupo Frito Lay decidieron organizarse en un Sindicato propio y por aparte, mediante un comité de trabajadores emplazaron a la entidad Grupo Frito Lay y Compañía Limitada, para buscar la equiparación de las condiciones laborales que tienen los trabajadores de la empresa Fabrica de Productos Alimenticios René y Compañía, Sociedad en Comandita por Acciones, lo cual se les ha dificultado, por el hecho de que por parte de la empresa, argumentaban siempre ser dos distintas personas jurídicas colectivas distintas. 
Sin embargo, luego de la presión laboral por varios años, en el mes de junio de dos mil quince, durante el proceso de discusión y negociación del nuevo Pacto Colectivo de Condiciones de Trabajo, las entidades Grupo Frito Lay Compañía Limitada y Fábrica de Productos Alimenticios René y Compañía, Sociedad en Comandita por Acciones, admitieron ser UNA MISMA UNIDAD ECONOMICA PATRONAL y así lo dejaron plasmado en el artículo 1 del referido Pacto Colectivo, en el cual incluso quedó establecido que “…se reconoce entre las partes como empresa anexa a Fábrica de Productos Alimenticios René y Compañía Sociedad en Comandita por Acciones, a la entidad Grupo Frito Lay y Compañía Limitada…”, por lo que a partir de esa fecha todas las ventajas y prestaciones establecidas en el Pacto Colectivo, pasaron a ser derechos para todos los trabajadores de ambas empresas, excepto una bonificación económica denominada "Bono de Satisfacción al Consumidor" el cual, es pagado en forma discriminatoria por parte de la Empresa, en detrimento de los trabajadores que están contratados por la entidad Grupo Frito Lay y Compañía Limitada.
Para fortuna de los trabajadores, la estrategia patronal no fructificó del todo, porque el Sindicato tiene bases en ambas empresas y el Conflicto Colectivo de Carácter Económico Social promovido por el Comité de Trabajadores de la empresa Grupo Frito Lay, se mantiene vigente y es dentro de éste donde se está promoviendo la reinstalación de los trabajadores que fueron ilegalmente despedidos.
Por aparte, se conformó un Comité Ad Hoc de Trabajadores de ambas empresas, que ha planteado un nuevo Conflicto Colectivo de Carácter Económico Social que va orientado a luchar por la equiparación de las prestaciones económico sociales para todos los trabajadores.
Adicionalmente, en el Ministerio Público se están tramitando en la Fiscalía de Delitos Cometidos contra Sindicalistas denuncias penales contra representantes y funcionarios de las empresas Grupo Frito Lay y Compañía Limitada y Fábrica de Productos Alimenticios René y Compañía, Sociedad en Comandita por Acciones, debido a que, para lograr su objetivo de los despidos masivos y la destrucción del Sindicato, el cuatro de diciembre de dos mil diecisiete retuvieron contra su voluntad y coaccionaron a muchos trabajadores a firmar cartas de renuncia que disfrazaron con la figura de “Terminación de contrato de trabajo por mutuo consentimiento”.
LA LUCHA CONTINÚA...
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Contáctanos

Contáctanos

Derecho del Trabajo

Seguidores